Salud y bienestar

El reto global 

Antes de la pandemia, se consiguieron grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. En concreto, se logró aumentar la esperanza de vida y reducir algunas de las causas de muerte comunes asociadas con la mortalidad infantil y materna. Sin embargo, se necesitan más esfuerzos para erradicar por completo una gran variedad de enfermedades y abordar un gran número de problemas de salud, tanto constantes como emergentes. A través de una financiación más eficiente de los sistemas sanitarios, un mayor saneamiento e higiene, y un mayor acceso al personal médico, se podrán conseguir avances significativos a la hora de ayudar a salvar las vidas de millones de personas. 

El Objetivo 

El ODS 3 tiene como fin garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades. Las principales metas que encontramos bajo este Objetivo son: reducir la tasa mundial de mortalidad materna e infantil, lograr la cobertura sanitaria universal y el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva para todos, poner fin a las epidemias de enfermedades, reducir las muertes relacionadas con el tabaco, el alcohol y los accidentes viales y fomentar la investigación y la financiación de la salud. 

Algunos datos de España 

Desde el análisis denominado ODS 3+, España presenta datos muy elevados en lo que se refiere a la cobertura de servicios de salud esenciales que era del 93,6% en 2017 y también en tasas de mortalidad debidas a enfermedades no transmisibles (cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedad respiratoria crónica). Sin embargo,  la obesidad es un gran problema, tanto en adultos como en niños. Por otro lado, existe una importante posibilidad de mejora en lo que se refiere al abuso de sustancias adictivas, especialmente en consumo de alcohol, tabaco y drogas. 

Posible impacto de la Covid-19: Las consecuencias de la pandemia se encuentran directamente relacionadas con este ODS. Además, el confinamiento y el aislamiento social, así como la situación económica de las familias afectadas supone un riesgo para la salud mental, que se suma a los que sufrimos sobre nuestra salud física. 

El compromiso de un despacho 

Uno de los grandes problemas de salud ocasionados por el trabajo es el estrés, que en casos extremos puede conducir a trastornos físicos y mentales. Es importante que los despachos profesionales tengan un plan de acción dirigido a prevenir, evitar o solucionar este tipo de situaciones y permitir al equipo el desarrollo de su trabajo en condiciones saludables. 

La oportunidad  

Las empresas del sector sanitario o farmacéutico están más ligadas a este objetivo, pero todas pueden tomar medidas, asegurándose de que sus operaciones no impacten negativamente sobre el derecho humano a la salud de la población y, promoviendo acciones con un impacto positivo sobre el bienestar de toda la sociedad.