El reto global 

Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación. Para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta. 

El Objetivo 

Este ODS busca fortalecer la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible, movilizando e intercambiando conocimientos, capacidad técnica, tecnología y recursos financieros para alcanzar la agenda global en todos los países, en particular en los países en desarrollo y promoviendo alianzas en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, para contribuir conjuntamente al desarrollo sostenible. 

Algunos datos de España 

Para alcanzar las metas del ODS 17, la actuación de España tiene dos referentes inmediatos. Por un lado, la UE delimita las competencias nacionales y las ya transferidas y conlleva la concertación de esfuerzos con los otros estados en materia tecnológica o de cooperación al desarrollo. Por otro, la base normativa y programática en cuestiones de cooperación internacional, que recogen como objetivos la lucha contra la pobreza, la solidaridad con los países en desarrollo y el desarrollo económico y social de todos los Estados, la defensa del medioambiente y el fomento de instituciones multilaterales fuertes y legítimas.  

Estos esfuerzos deben basarse a nivel nacional en una relación con todos los actores de la cooperación basado en un diálogo constante. Deben involucrarse, por tanto, las CCAA y los municipios, las ONGD, las universidades, las empresas, los sindicatos, además de las personas que trabajan en la cooperación, tanto profesionales como voluntarias.  

Algunos de los marcos para este trabajo conjunto los lideran, por un lado, la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe (SECIPIC) y, por otro, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Se ha revitalizado el Consejo de Cooperación para el Desarrollo, con todos los actores de la Cooperación Española, poniendo en marcha los grupos de trabajo sobre género, infancia, capacidades del sistema, educación para el desarrollo y Agenda 2030.  

Se han renovado marcos de colaboración con los diversos actores, como la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y se ha comenzado a trabar un marco estratégico de colaboración con las ONGD. 

Posible impacto de la Covid-19: Ante un problema global, se necesita una respuesta global. La cooperación y la solidaridad seguirán siendo esenciales para poder combatir esta pandemia. Hay que destacar los acuerdos europeos, donde se integra España para hacer frente a la crisis post COVID-19 vinculados a fortalecer la agenda social y ambiental vinculada con el Pacto Verde Europeo. 

El compromiso de un despacho 

Ya se ha mencionado el rol de las empresas en relación con este Objetivo, siendo parte de alianzas con el sector público, la sociedad civil, universidades y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la consecución de los ODS, alineando la nueva agenda global con los objetivos de la compañía. 

La oportunidad  

La colaboración es un elemento clave y puede convertirse en oportunidad fomentando un intercambio de conocimiento y experiencia con todos los grupos de interés directos e indirectos de un despacho. Los 16 ODS anteriores invitan a la transformación en diferentes aspectos de la actividad empresarial y a través de las alianzas se pueden establecer foros de intercambio de buenas prácticas que inspiren y ayuden a avanzar en la senda del desarrollo sostenible.